Rusia, China e India los mayores compradores de Arte.

Los reyes del 2007.

Se acabó. El 2007 ya ha pasado a la historia. Por eso todos nos apresuramos a hacer balance de lo ocurrido. Los mejor vestidos, los más odiados, los más queridos… y, en el mundo del arte, los más caros.Este año el mercado del arte se rindió a Warhol y Rothko. Sotheby’s vendió “White Center” de Mark Rothko por 72,8 millones de dólares, convirtiéndola en la obra de postguerra más cara vendida en subasta. Christie’s no se quedó atrás e hizo lo propio con “Green Car Crash” de Andy Warhol, vendida por 71,7 millones.
Subasta en Christie’s.
Crisis controlada
Poco se notan los primeros síntomas de fatiga que empiezan a asomar en el negocio del arte. Es cierto que la euforia no es la que era, pero los remates en las subastas siguen alcanzando cifras astronómicas con tantos ceros que marean. La diferencia está en el tipo de obras de arte que triunfan entre los coleccionistas. Si antes eran las pinturas de los clásicos maestros, hoy son las obras de arte contemporáneo. Sean modernas o clásicas las piezas que más se venden, parece que la inversión en arte sigue siendo un buen refugio. Según un informe de The European Fine Art Foundation, en los últimos 5 años, el valor de las ventas aumentó casi un 100%, mientras que el número de transacciones creció un 25%.
Los nuevos actores
Pero ¿quién hay detrás de esas compras? En la década de los 90, los coleccionistas japoneses pagaban barbaridades por los impresionistas. Hoy, los compradores más empedernidos provienen de Rusia, China e India, además de los habituales magnates financieros.De estos nuevos actores, gustosos de diversificar sus inversiones, la evolución más espectacular ha sido la del mercado asiático. China se ha convertido en el cuarto mercado global del arte, acaparando una cuota del 5%. De esta forma, el mercado chino se adelanta a otros países europeos, como Suiza.
Los circuitos artísticos del año
No sólo de subastas vive el arte. Las ferias también han sido un punto fuerte este año. La Bienal de Venecia se ha convertido este año en uno de los circuitos de arte moderno y contemporáneo más consolidados. Coincidió en el tiempo y en el espacio ( verano y Europa ) con la celebración de la Documenta de Kassel y Art Basel en Basilea. Mientras, en Nueva York, una de las cunas de las nuevas tendencias artísticas, se organizó Pinta, la primera feria de arte latinoamericano contemporáneo. Fue también en la Gran Manzana donde Botero mostró sus obras inspiradas en las torturas en la cárcel bagdadí de Abu Ghraib.En Londres han destacado dos muestras: la retrospectiva dedicada a la franco-estadounidense Louise Bourgeois y la obra ‘Shibboleth 2007’, de la colombiana Doris Salcedo, una enorme grieta que sigue expuesta en la Tate Gallery y representa la segregación racial de la humanidad.En fotografía, triunfa la corriente rusa del grupo AES+F y del artista Dimitri Gustov, que siguen influyendo en el mercado y en las tendencias del norte de Europa.
Anuncios